Les Hauts de France -Catteniéres - Molet

Les Hauts de France -Catteniéres - Molet

Museo Usina Molet, fondé par EPEC en 2005

10578107_10204231487818605_2097122591_o.jpg

 Museo Usina Molet, fundado por EPEC en 2005, funciona en las viejas instalaciones de una central de generación que suministraba electricidad a la ciudad. La cuenca del río Suquía fue el escenario donde se instalaron las primeras usinas hidroeléctricas que generaron energía para Córdoba.

La visita al Museo es un viaje en la historia que nos permite tomar conciencia de la importancia de la electricidad en nuestras vidas, aprender a utilizarla racionalmente y minimizar los impactos ambientales derivados de su consumo.

El edificio está conformado por tres naves principales asentadas sobre sólidos muros de piedra. Una de estas naves era la casa de máquinas donde funcionaban dos turbinas Francis de 550 HP y dos grupos menores. En un plano más elevado, la sala contigua albergaba los viejos hornos donde se trasformaba la mezcla de cal y carbón en carburo de calcio, material que se utilizaba para hacer funcionar el alumbrado público a principios del siglo 20.

Actualmente, en los diferentes espacios se puede disfrutar de una serie de pinturas y de un grupo de exposiciones gráficas que recuerdan el trabajo de los pioneros. En la Sala de Piedra se exponen una colección de medidores, recreación de una oficina de época y vitrinas con distinto tipo de instrumentos.

Los guías proponen un recorrido didáctico que permite estudiar el pasado, reconocer el presente e imaginar el futuro de la electricidad en su permanente aporte al bienestar de los seres humanos.

Las usinas del Suquía

La cuenca del río Suquía fue el lugar elegido para instalar las primeras usinas que generaron electricidad para la ciudad de Córdoba. En 1897 se construyó Casa Bamba, seguida por la Usina Molet en 1901. Años antes, allí comenzó a funcionar una fábrica de carburo de calcio, la cual necesitaba electricidad para poner en marcha los hornos. Fue por esto por lo que su propietario, Alfredo Molet, obtuvo la concesión para generar energía con las aguas del río. En 1911 se construyó la central de La Calera, ya centenaria, la cual continúa produciendo energía hasta la actualidad. 

Bamba y Molet representan dos hitos en la generación hidroeléctrica por su historia y significación. Ambas quedaron fuera de servicio en la década del '60 del siglo pasado cuando se puso en funcionamiento la Central San Roque. El valor histórico y patrimonial de las usinas, sumado a la belleza del entorno natural, fue fundamental al momento de concretar el Museo.

Cómo llegar: el Museo Usina Molet se encuentra en el kilómetro 22 de la ruta E55 a 1.700 metros del dique San Roque. Abre sus puertas todos los días de 8.30 a 14.30 y la entrada es libre y gratuita. 



05/02/2016
0 Poster un commentaire

Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour